9 de octubre de 2010

Extraño


Anoche…

No hubiera dormido anoche…

Me encontré con los que ya no están,
con quienes
algún día
me estrecharon en un abrazo
y prometieron estar a mi lado
en las malas y en las buenas:

“Somos amigos, somos hermanos.
Nunca, nunca te dejaré”.

Seguí sus huellas,
busqué sus miradas,
olí sus perfumes…

Pero yo no existía.

Y, al despertar,
miré mi vida
y cuánta falta hoy me hacen.

Y no estaban.
Era cierto.
Ni uno de los que vi en mi sueño
hoy siquiera piensa en mí.

Y maldije a mi desvelo
por haberse permitido
ser domado por Morfeo
(ese traidor).

Paz sentiría
si supiera
siquiera
en qué les he fallado.

Y no sé si los extraño…
hoy que sé
que sus abrazos fueron farsas…
que sus sonrisas fueron grietas…
que sus te quiero fueron efímeras brisas…
y que el mañana prometido
hoy es solo ayer pisoteado.

Anoche…
No hubiera dormido anoche…
No era esta la manera
en que quería volver a verlos.



4 comentarios:

  1. Definitivamente a veces lo que queremos no es lo que pasa ni en los suenos, sera morfeo o la incapacidad de manejar nuestra creacion....no lo se, pensare.....
    monica vl

    ResponderEliminar
  2. Las personas que no han perdurado en tu vida, más solo en tus recuerdos serán de alguna manera en su momento importantes para tí. El que ya no los tengas cerca, no depende de ti. Los sueños son a veces la interpretación de lo que sentimos por dentro, no necesariamente deba ser algo real. Quiza puedas compensar otro sueño en el que pienses que lo que deseas y extrañas tenga otra realidad.

    ResponderEliminar
  3. Wow! Me encantó.
    Comparto sentimientos con este poema.
    Felicidades!

    ResponderEliminar